Pichulandia.

EL NACIMIENTO DE JAURIA – POR DEMIAN “CIRO” PERTUSI – (Vigesimoséptima Parte)

Esos 12 días en San Telmo fueron pura magia en un clima de creatividad y trabajo imparable. Fue vital haber definido esa etapa en Pichuatl ya que ahí se habían terminado de gestar las canciones nuevas y el demo en el que nos basamos para toda la producción. Fue como seguir en casa…

Para esto cabe destacar todas las personas que se acercaron a aportar lo mejor que tenían para la “nueva casa”: Alvaro Villagra con el compresor 1176; Babasónicos con sus amplis Orange y Bass Man; Edu Noriega con su Fender Coronado, su Epiphone Casino y sus cajas mágicas con pedales locos; Orestes di Vruno con todo su aporte de guitarras, pedales, equipos, sabiduría, luthieria y gran humanidad; Ricardo Mollo que nos ayudó con un compresor que fue la estrella de la grabacion: el “Purple Audio”, vital hasta el fin de la grabación y mezcla y encima, de yapa, nos mandó un ampli de viola Matchless; Hernan Valente y Edu Graziadei de Cadena Perpetua quienes nos prestaron su ampli Mesa Boogie Dual Caliber y el bajo Fender Precision; y El Oso que nos bancó el Mesa Boogie Rectified.

De pronto teníamos 7 cabezales disponibles para hacer desmanes… y así fue!
Orange, Sovtek, Fargen, Soldano, Mesa Dual Caliber, Mesa Rectified, Matchless…

Jim estaba feliz de trabajar así y no se cansaba de hacernoslo saber.

Una de las claves de todo esto (más allá de que todos empujamos a morir para el mismo lado) fue, sin dudas, Esteban Sernotti. Descubrí que mas allá de que me encontré con un músico admirable, mucho de lo que había pasado estaba sujeto a su aporte humano por sobretodo. En eso tiene que ver lo que él cosechó como persona, la gente que lo rodea y lo quiere que son todos los que se acercaron a brindar su aporte: Leila y Demian en las cuerdas; Nico Sorin quien los dirigió y escribió las partes para “Religionaré” y “Austin”, un tipazo con un nivel profesional e internacional que vino a ofrendar su arte en un proyecto mucho más humilde de los que él suele hacer pero con una entrega única. Eso es lo que Esteban Serniotti provocaba en sus amigos… Una gran mayoría de las personas que aportaron para este proyecto vinieron de la mano de Esteban, lo cual habla a las claras de lo que significa para mi en este proyecto y tiene que ver con el tipo de persona que elegí para transitar este camino.