La Jauría al ataque

Ciro Pertusi se presentó con su nueva banda en La Trastienda el viernes 29 de junio para seguir ofreciendo el material del disco debut de Jauría.

Esa pata contestataria y reflexiva sobre la actualidad político-social que sostenía en muchas composiciones Attaque 77, tiene un lugar bien asentado en el nuevo proyecto de Ciro Pertusi al frente de Jauría. Todo queda muy claro con el comienzo del show, a cargo de los temas “Guerra en las galaxias” e “Indios Kilme”, el primero creando un futuro lejano apocalíptico y el segundo narrando el exterminio de esa comunidad aborigen. En la lista aparecerán luego, para seguir la misma línea, “Tosco” (dedicada al sindicalista impulsor del Cordobazo), y dos de las mejores canciones de la noche: “Religionaré” de la banda De Romanticistas Shaolins (de Federico Pertusi, hermano de Ciro y miembro original de Attaque) y “El tiempo”, que habla sobre la vida (y la muerte) de Soledad Rosas, activista argentina presa y suicidada en Italia.

Cuando en el cuarto tema aflora el “Caballito de hierro”, las voces se hacen notar desde el campo, y así será cada vez que suene algún tema de la ex banda del cantante, quien elige canciones con temáticas más existenciales como “Onírico” o el irresistible “La gente que habla sola”, donde hasta al guitarrista Pichu Serniotti se le escapa un “que temazo”.

Consolidando un sonido más cancionero que se potencia con esa base rockera y por momentos más punk, Ciro (que sigue progresando como cantante) continúa haciendo crecer una de las distintas ramas que nacieron de aquella raíz llamada Attaque 77. La compañía que tiene sobre el escenario es de lujo, con Ray Fajardo desde atrás atajando todo lo que venga, Mauro Ambesi completando la base y el mencionado Serniotti secundando al cantante en la interrelación con el público.

Sobre el final del show, los temas viejos vuelven a ganar el protagonismo, y la banda arremete con “El perro” (no podría faltar en un show de Jauría, ¡já!), el grandioso tema “Perfección” de la banda brasilera Legião Urbana que Attaque eligió para abrir su “Otras Canciones” (1998), “Ángel” y “Donde las águilas se atreven”, clásico de clásicos que suena en cada concierto actual de Jauría por un lado y de, claro, Attaque 77 por el otro. Paradójicamente, el estribillo dice “podrán pasar mil años/verás muchos caer/pero si nos juntamos no nos van a detener”…

El último tema de todos es “La jauría”, y allí sube a tocar la guitarra Martín Correa, integrante de una banda de heavy metal que Ciro se encargó de contar que justamente se llamaba… Jauría. Así que sin dudas la invitación habrá servido para compensar un poco ese pequeño inconveniente con el nombre.

Buenos músicos en escena engloban una sólida banda que ofrece un buen show de la mano de la pluma compositiva de Ciro Pertusi, rescatando algunas piezas de su ex banda, que cuajan perfectamente en este camino paralelo que es parecido al otro, pero con diferentes personajes.

Nota: Sergio Visciglia / Fotos: Beto Landoni

Para ver la nota completa online click aca