Jauría en Lo Artesanal Rock

Antes del gran show de Jauría junto a los Red Hot Chili Peppers, Ray Fajardo y Ciro Pertusi hablaron de todo: su formación, el éxito, su público, futuros planes, ideales y política.

Ciro: “…toda mi obra da como resultado mis elecciones. Lo hago siempre desde mí y no desde Jauría, no involucro a mis compañeros; pero sí con un cambio que tiene que ver con la reivindicación de los valores humanos perdidos.”

Ray Fajardo – Baterista de Jauría

¿Cómo evalúas este tiempo de vida de Jauría? ¿Se imaginaban tener semejante éxito y convocatoria?

Ray: Una de las cosas por las cuáles decidimos encarar este nuevo proyecto fue la reestructuración de valores y sentidos después de nuestra salida de las bandas anteriores y un momento dónde cada uno y en su lugar vivió ese duelo. También esas ganas de volver a tocar, a componer. Uno de los puntos fundamentales en las charlas, somos de hablar mucho, era justamente concentrarnos en dar lo mejor de nosotros, aunque suene trillado, pero en el sentido más puro y genuino. Es ir por canciones, composiciones que nos sorprendan, que llenen ese vacío que también como público sentíamos dentro de las propuestas de rock, y continuar nuestra búsqueda creativa; un desafío de generar algo nuevo, decantando toda nuestra historia y gustos.
Jauría está formada en la diversidad, eso sumado a un fenómeno del que no tenemos control o manera de haberlo generado. En cuánto la gente se empezó a enterar de quiénes participaban del proyecto, ya había un público apoyando el regreso. Eso nos puso en un compromiso aún mayor, pero reforzó esas cuestiones en las que veníamos trabajando. En realidad, primero puertas adentro y tocando muchas horas, tardamos casi un año y medio en darle forma artística y conceptual al disco, hasta que llegó. Y la verdad que estamos muy contentos porque paso a paso, más allá de nuestra experiencia, estamos viendo que hay mucho chico por ahí que comparte generacionalmente nuestra edad o lo que fuimos viviendo musicalmente, y están volviendo a los recitales, vemos que viene mucha gente del público de Attaque, de El Otro Yo. Nunca fui de creer que hay “un público de”, todos somos público y la diversidad, en lo personal siempre me caracterizó eso, y a la banda también. A mi me gusta tanto Kraftwerk como Motörhead, y encuentro en cada estilo elementos únicos.
Estamos muy contentos, tuvimos apoyo desde antes y eso afianzó nuestro compromiso y ganas de trabajar y ahora, a pesar de todo, somos una banda nueva. Estamos empezando a salir de a poco al interior, tenemos como 15 shows. Estamos tratando de ir conociéndonos más también en vivo. En alguno de los últimos recitales nos reíamos, primero porque hay muy buen clima, empezamos siendo una gran fusión terapéutica sobre todos los procesos que estamos viviendo, y el vínculo y compromiso afectivo lo vimos como algo fundamental para ser una banda de rock. Nos dio ganas de volver a creer, y eso es lo que se transmite, arriba del escenario se ve la verdad y el alma de las bandas. Estamos dando vueltas o teniendo una nueva oportunidad de seguir nuestra carrera artística en este proyecto que es Jauría, y disfrutandoló.

En cuanto a la relación con el público, ustedes usan mucho las redes sociales y su página web, ¿Creés que eso también hace que se sientan parte de Jauría? ¿Los ayuda al mismo tiempo a ustedes?

R: Sí, es algo que en las bandas de las que veníamos ya lo hacíamos, lo cultivábamos de la manera de un acercamiento directo, y personalmente también, charlar con la gente. Más en mi lugar como baterista, que es como un eslabón perdido en la cadena de un grupo, porque muchas veces la gente se sincera o le entrega sus visiones o sus críticas a un cantante, por eso Internet ayuda a que haya esa libertad y ese acercamiento. Siempre nos seguimos moviendo y conectando. Creo que es parte más que nada del fenómeno de tener público sin haber tenido una canción. Ahora los seguidores se autodenominan “Mestiz@s”, y hay muchos que están ayudándonos a nosotros, porque en la banda no somos cuatro, es un montón de gente, y que se va a ir sumando. Entramos en comunión. Hay muchas ideas y videos, canciones, proyectamos muchas cosas que nos dan los mestizos, esa interacción siempre está y nos caracteriza. Las redes sociales lo amplificaron. En las bandas de las que venimos el tema también era romper con cierta cuestión de inalcanzabilidad con la gente a la que le gusta lo que hacés, y con otros colegas. Nos sentimos muy bien de que sea de esa forma.

Ciro Pertusi – Voz y guitarra de Jauría

¿Cómo se vienen preparando para el show en dónde van a telonear a los Red Hot Chili Peppers?

Ciro: Está bueno para presentarnos en sociedad, ante el público de ellos que es muy variado, bastante apropiado para nosotros, mucho más cercano quizás que ir a festivales que son más mezcladitos. Es una muy buena oportunidad, y la idea es hacer un show de Jauría cortito, contundente, con 10-11 canciones, lo que nos de el tiempo y que nos vean en acción. Va a ser una muy buena fecha, y estamos contentos.

¿Cómo ves que un artista, aparte de expresarse con su música, con su arte, se involucre en política?

C: Bien, si es una inquietud como cualquier ser humano, es como una vía de expresión. Cualquier persona puede sentarse a charlar, a debatir, el músico también es un ser humano y está bueno porque tiene la posibilidad de la llegada para con un público; más si cree en que la actitud o la variante que está eligiendo propone una mejora colectiva. En mi caso, mi experiencia es completamente voluntaria, tiene que ver con una decantación propia de años volcado hacia lo que dicta mi instinto y mi corazón, y él late del lado izquierdo. Así que es lógica que toda mi obra de como resultado mis elecciones. Lo hago siempre desde mí y no desde Jauría, no involucro a mis compañeros, pero sí con un cambio que tiene que ver con la reivindicación de los valores humanos perdidos. Como lo de los indios Kilme: no sólo reivindicar a un pueblo originario, que no canta el himno argentino y son más argentinos que nosotros, que han sido rechazados, marginados y que encima defienden algo que nos gusta mucho, que es la madre naturaleza como entidad regidora. Nos interesa lo de Agustín Tosco porque reivindica la dignidad del trabajador, el amor por el trabajo, la empatía, el amor por el prójimo, la solidaridad, y no tanto una postura de militante; va más allá. Esos son los costados que reivindicamos. En mi carrera siempre he apuntado un poco a ese tipo de personalidades. Por ejemplo, René Favaloro, un luchador, un activista desde su obra laboral y que logró una proyección social.

¿Creés que la juventud puede llegar a acercarse más a una militancia activa en los partidos si ve que un rockero al que admira se involucra con eso?

C: Lo bueno es que si se logra despertar la curiosidad y eso invita a la reflexión, y a su vez al pensamiento, es como virus contagioso que a la larga logra su cometido. La idea es que se cuestionen, investiguen. Hoy en día hay muchos elementos poderosos, como Internet en la cuál podés investigar bastante, si lo usás bien. Y los grandes pensadores y filósofos han sido gente que ha tenido tiempo para la vida contemplativa y la reflexión. Ahora es un tiempo de no observación, no reflexión, sujeto a un sistema de consumismo, con un capitalismo recontra instalado, como si fuera un virus como el sida, que de momento no tiene cura y hay que aprender a vivir con él. Está todo preparado para que no pares a pensar si de pronto no estás cayendo en lo que tanto criticás. Es un mundo re difícil como para que vos no caigas, la corriente te va llevando. Eso es lo que más me preocupa de la vida, que sea en paz y una mejora colectiva. No es un podio con un tipo diciendo lo que hay que hacer o lo que le parece. No es la finalidad.

¿El trabajar con una discográfica detrás no condiciona a las bandas a que tengan una postura determinada, en expresar una ideología?

Ciro: Sí, en tanto las bandas por un lado no tengan la experiencia que yo tengo y he tenido. Por ejemplo con Sony que era RCA, pasó a ser BMG, Ariola, son como 12 años y siempre tuve una experiencia muy buena, grata, de plena libertad. En todos los discos de Attaque me he involucrado en hacer el arte de tapa, cuándo generalmente las compañías te ponen a un tipo para hacer eso. También para la producción, para elegir al productor, obviamente con el consenso de mis compañeros de entonces, las letras, las canciones, hemos tenido temas que han sido censurados inclusive. Nunca tuve mayores problemas con lo que yo hacía. Obviamente, hoy en día hago mejor las cosas, soy más auténtico todavía y estoy menos contaminado por la influencia. Si un grupo de chicos sin experiencia hoy entra en contacto con una compañía es probable que se los chupe así como así, porque es un monstruo grande para manejar y no obnubilarte.
Yo he tenido una carrera muy atípica en relación con eso. Hoy mucho más. Las compañías están en una debacle terrible por la piratería, entonces es alucinante el momento prolífico en materia de propuesta y creatividad, porque nosotros vamos todo el tiempo a sentarnos a tirar ideas, y ellos nos escuchan más que la banda a ellos, están recibiendo muchas propuestas de Jauría. De hecho venimos de planificar los 3 meses siguientes, en base a ideas nuestras, y todo al toque se va detonando. Porque saben que es un momento en el que han fracasado todo tipo de reglas, tablas o libros estipulados, porque se cayó todo con la piratería. Ellos consideran que lo que tengas para mostrar hay que mostrarlo ya, porque la gente se evade y se pierde rápidamente. Y nosotros le traemos carbón al fueguito.
Estamos por sacar el tercer video, tenemos un cuarto ya filmado y ya estamos planificando el quinto; cuando supuestamente un grupo antes grababa dos videos y pará de contar. Ahora sale el tercero, que es Tosco (les cuenta a los demás integrantes de la banda allí presentes esta novedad diciéndoles: “¡Hoy se liberó Tosco amigos!”) estuvo preso más tiempo más allá de su muerte (risas), por una autorización que faltaba para el uso de ciertas imágenes. Y tenemos 40 días de rotación. Está muy bueno y se ve a la banda en vivo en crudo tocando. Después viene “Morgue corazón” y ya estamos hablando de “Austin” para fin de año.
Hay muchísimo para hacer, todas las acciones están sujetas a la promoción de lo artístico y a la vez una acción solidaria, porque recibiendo tanto en la vida está bueno poder dar algo. Así que estamos re contentos con eso, pasando un momento muy grato.

Saludo a todos los fans y a los lectores: “Los esperamos en esta Jauría de libertad.”

Nota por: Natalia Maldonado

LA PUEDEN LEER ACA
LA PUEDEN ESCUCHAR ACA